català     español

Historia



Donde termina la llanura ampurdanesa y empieza el macizo de Les Gavarres, se encuentra nuestra casa, en la localidad de Sant Sadurní de l’Heura.

La masía está fechada en el año 1.722. Hasta principios del siglo XX estuvo habitada, para pasar a continuación a ser utilizada solamente para las tareas agrícolas. Hacia los años ochenta, fue rehabilitada y convertida en segunda residencia. Fue en aquel momento cuando se urbanizó el jardín de casi dos hectáreas de superficie, con la forma aproximada que tiene hoy en día.

El origen del nombre lo encontramos en una leyenda del siglo XVIII, que nos explica que Mateu, propietario de la casa, fue invitado a comer por unos vecinos. Al ir de camino por el bosque, fue atacado por una manada de lobos. Hay que decir que Mateu era un virtuoso del violín, y siempre lo llevaba consigo, fuera donde fuera, por si surgía la oportunidad de deleitar a alguien con su música. Cuando los lobos lo atacaron, Mateu subió corriendo al primer árbol que encontró, y al hacerlo, una de las cuerdas del violín, se enganchó en una rama y al romperse emitió un sonido muy agudo que espantó a los lobos, que salieron despavoridos.

Para dar gracias a Dios por este hecho milagroso, Mateu puso una cruz en la parte más alta de la casa. Con el tiempo se popularizó el nombre de Can Mateu de la Creu para denominar la Masía.

En el pueblo aún hay personas que recuerdan que había una cruz, hoy desaparecida. En cuanto a la cuerda del violín aún se conserva en la iglesia del pueblo.